viernes, 30 de septiembre de 2016

RESEÑA: El Kimono Escarlata (Christina Courtenay).

Resultado de imagen de El Kimono Escarlata Christina Courtenay 

Título: El Kimono Escarlata
Autora: Christina Courtenay
Temas: Romance, Histórica, 
Drama, Época, Aventura,
Erótica, 
Número de páginas: 318
Fecha de publicación: 2014


SINOPSIS

Inglaterra, 1611. Hannah Marston envidia la vida aventurera de su hermano, así que se embarca como polizona en el barco de este. Al llegar a Japón, todo su sufrimiento se ve recompensado, pero entonces es raptada por los guerreros de Taro Kumashiro.En el remoto norte del país, Kumashiro aguarda para ver a la joven sobre la que un vidente lo ha prevenido. Cuando se conocen, hay un choque de culturas y de voluntades, pero además ellos luchan contra la atracción inmediata que sienten el uno por el otro.

Con su hermano buscándola y una celosa rival desesperada por matarla, Hannah se enfrenta a la mayor aventura de su vida. Y Kumashiro tendrá que elegir entre el amor y el honor...

RESEÑA

Este es el primer libro que he leído de esta autora y me ha encantado. Es una de esas historias de amor en las que no puedes parar de leer porque siempre quieres avanzar más y más en la trama amorosa. De hecho, no paré de leer el libro hasta terminarlo. Por alguna razón no podía dejar de devorar sus páginas y me encantó desde la primera hasta la última hoja.

La novela nos cuenta la peculiar historia de amor entre Hannah y Taro que han nacido bajo culturas y religiones distintas a miles de kilómetros de distancia. Hannah es una joven de diecisite años no muy apreciada por sus padres, dado que ellos solo tienen ojos para su hermana cuya belleza es a menudo resaltada en el libro. Su hermana tampoco es amable con ella, casi podríamos decir que la odia y que es feliz haciéndola sufrir. Cuando Hannah descubre que sus padres planean casarla con un hombre que casi podría ser su padre y que además tiene varios hijos, huye de casa y termina haciéndose pasar por hombre mientras viaja y trabaja en un barco. Más tarde conoce a Taro, un señor feudal japonés que se convertirá, más tarde, en el hombre de su vida.

El libro está escrito en tercera persona lo que me ha gustado porque al principio ambos personajes no se han encontrado todavía y nos va introduciendo sus vidas por separado. De este modo, vamos conociendo la historia de ambos personajes de manera separada hasta el momento en el que se encuentran. El ritmo en el que está narrada la historia me ha agradado, nos da tiempo para conocer a los personajes y comprender la situación en la que viven, el por qué viven como viven. La trama consta de varios giros argumentales que hacen que la novela sea más interesante e intrigante.

Me ha encantado la ambientación que ha empleado la autora dado que nos lleva al Japón de 1611 y allí encontramos a personajes muy interesantes y distintos de los que acostumbramos a encontrar en las novelas de época. Nos cuenta una historia de amor dulce que se va desarrollando poco a poco entre los dos protagonistas que a mi parecer también son únicos y con sus propias características. Ésta es una de las pocas novelas de época que he leído que se ambienten en Japón y en la que una protagonista inglesa termine emparejada con un protagonista japonés (por aquella época). Me ha resultado muy curioso. La verdad es que he amado la mezcla de culturas. Ambos hacen una pareja muy adorable.

He amado la manera en la que se desarrolla la historia porque hace que el personaje de Hannah madure y se fortalezca antes de llegar a Japón y eso la convierte en una de esas protagonistas femeninas que me encantan porque se adaptan y luchan por seguir adelante en un entorno difícil.

Otro punto positivo se lo doy a la manera en la que la escritora describe los lugares en los que se mueve cada personaje en cada momento de la historia. Me resultó muy útil, sobre todo cuando Hannah entra en contacto con la sociedad japonesa por primera vez. Da una imagen de lo que Hannah ve y siente cuando se encuentra con esa nueva cultura. También me gusta la manera en la que expresa los sentimientos de los personajes.

De todos los personajes que aparecen en el libro, Hannah es mi favorita. Es una chica fuerte y valiente que lucha por sobrevivir en un mundo de hombres y que está constantemente viviendo aventuras y luchando por su libertad. Aunque también aparecen una gran cantidad de personajes que me han encantado y que han aportado bastante a la trama.

Hannah: es una joven que huye de casa cuando descubre que sus padres quieren casarla con un hombre mayor con hijos. Para escapar, termina entrando en un barco sin que nadie se entere y haciéndose pasar por hombre para protegerse a sí misma. Allí conoce a Haji que la ayuda a aprender japonés. Ella es una chica aventurera, valiente e inteligente que lucha por sobrevivir. Es un personaje que me ha encantado porque madura a través de las páginas, y aunque es dulce e inocente, también es fuerte e inteligente. Se adapta a una gran cantidad de situaciones, lo que la hace una chica muy interesante para la época en la que se desarrolla la historia. 

Taro: es un señor feudal japonés muy rico. Es un hombre de honor y muy respetable. Tiene una personalidad muy tranquila y serena, pero al mismo tiempo apasionada. Es muy educado e inteligente. En un principio, parece distante y frío, pero tiene un lado tierno y dulce. Me gusta los momentos en los que se preocupa por la protagonista y en los que le va enseñando cosas de su cultura. Es uno de esos protagonistas masculinos que se preocupan por el bienestar de la persona a la que ama y que al final es muy valiente al luchar por un amor a pesar de todos los obstáculos con los que se encuentra.

Haji: es un personaje muy adorable. Es un hombre que viaja con Hannah y que la ayuda en muchas ocasiones. Es muy buena persona y muy honorable. De hecho, viaja en el barco por una razón de honor (no quiero contaros mucho para dar más misterio). Se hace buen amigo de Hannah y la protege cuando lo necesita.

Reiko: no quiero contar mucho sobre ella. Al principio parede educada y refinada, pero es malvada, fría y calculadora.  

Jacob: es el hermano de Hannah, al que ella trata de seguir a Japón. No es mala persona, pero no sé si puede considerarse un buen hermano. No creo que cuide bien de Hannah y a veces no me gusta su actitud.

Rydon: es el capitán del barco en el que Hannah entra como polizón por equivocación. Es desagradable y grosero. No me agradó en todo el libro.

Aunque he puesto erótica en la temática, no puedo definirla como erótica (totalmente) porque es más sensual que erótica. Se centra más en el romance y en los sentimientos.

Para terminar tengo que decir que recomiendo mucho este libro para las amantes de las novelas de época en las que se mezcle el romance con la aventura, el drama y la intriga. Me ha resultado una buena lectura, muy ligera y fácil de leer. Desde luego un buen tiempo empleado.

PUNTUACIÓN: 10/10

1 comentario:

  1. ¡Hola!Vengo de la iniciativa, ya te sigo. Te dejo mi blog para que te pases:
    http://un-libro-un-cafe.blogspot.com.co/

    ResponderEliminar