lunes, 30 de noviembre de 2015

Relato corto: Al límite.

A toda velocidad y sin miedo a nada me internaba en el tunel más oscuro del mundo. Mi sangre se congelaba entre las venas mientras traspasaba los últimos radares de la carretera 178. El tiempo pasó temblando a mi lado y mis oídos se quedaron sordos por la intensidad del resplandor. Y entonces, lo noté; el tiempo y el espacio desapareciendo y convirtiéndose en una mezcla de calma y silencio. Y más allá del límite; la paz.

Relato corto con el que participo en el Reto: Cinco Líneas del blog de Adella Brac.

4 comentarios:

  1. Hola, me parece muy interesante esta entrada tuya! Te cuento que hay un sorteo Internacional en mi blog, así que te invito a que participes.
    http://kiwyvalt.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      No sé si participaré o no en el sorteo, pero lo pensaré durante esta semana.
      Besos.

      Eliminar
  2. ¿Autopista hacia el cielo? :)
    Me gusta la idea pero creo que las prisas te han pasado factura: "mi sangre se congelada entre las venas", ¿traspasaba los radares?, ¿oídos sordos por resplandor?
    Sin embargo, la imagen del tiempo que pasa temblando y ese final dónde todo desaparece me gustan mucho ;)
    ¡Gracias por participar en el reto! :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy!! Se me escapó ese ''congelada'', XD
      Con traspasaba los radares me refería a pasar los radares que se ponen en las carreteras para el control de velocidad con un significado algo diferente y con ''oídos quedaron sordos por la intesidad del resplandor'' he intentado lo que en poesía se llama Sinestesia, pero de una manera algo más peculiar. Quizás no muchos pueden entenderlo o captarlo de la manera en la que quería hacerlo ver.
      La próxima vez lo revisaré todo antes de publicarlo y intentaré hacer el reto antes porque últimamente estoy bastante ocupada, :)
      Besos, :3

      Eliminar